Incumplimiento contrato de arrendamiento

¿Qué debe hacer el arrendador ante el incumplimiento de su arrendatario?

Ante un incumplimiento del contrato de arrendamiento por parte del arrendatario, el arrendador puede tomar dos decisiones:

1.- Exigir el cumplimiento íntegro del contrato

2.- Exigir su resolución

Adoptar una decisión u otra conlleva inexorablemente consecuencias jurídicas distintas:

  1. a) Si el contrato de local de negocio recoge una cláusula de desistimiento unilateral a favor del arrendatario siempre que abone una determinada cantidad al arrendador (multa penitencial).

En este caso  el arrendatario podrá resolver el contrato por hallarse facultado para ello y vendrá obligado a abonar la multa penitencial pactada.

  1. b) Si el contrato de local de negocio no recoge dicha cláusula

o   El arrendatario solicita resolver el contrato de arrendamiento, el arrendador no lo acepta y pide el cumplimiento íntegro del contrato.

En este caso el arrendatario deberá hacer frente a las obligaciones contractuales en su integridad, sin que proceda moderación en la indemnización de daños y perjuicios por no tratarse de una indemnización, sino del cumplimiento del contrato conforme al 1124 del Código Civil, unido a que no se aceptó la resolución ni se pactó clausula penal que permitiera la moderación.

o   El arrendatario manifiesta su voluntad de resolver el contrato de arrendamiento y el arrendador acepta su resolución pero reclamando una indemnización por los daños y perjuicios provocados por la resolución.

En este caso sí que procederá moderación al tratarse de una indemnización de daños y perjuicios conforme al artículo 1103 del Código Civil.

A la vista  de las dispares consecuencias jurídicas, no existen soluciones estandarizadas sino que todo dependerá de las cláusulas que se hayan pactado en el contrato, y de las circunstancias concretas ocurridas  en la relación arrendador-arrendatario.

Comparte este artículo: