¿Qué rendimientos nos olvidamos a veces de incorporar en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas?

Imprimir página

En muchas ocasiones no caemos en la cuenta de que determinados supuestos ocurridos durante el año pueden dar lugar a percibir algún tipo de rendimiento, que pudiera tener la consideración de ganancia patrimonial y ser, por tanto, susceptible de tener que tributar por ello en la declaración de la renta.

A modo de ejemplo mencionaremos algunos supuestos:

*   Condena en costas, al tratarse de una indemnización a la parte vencedora (el pago por la otra parte de los honorarios del abogado y procurador), supone para éste la incorporación a su patrimonio de un crédito a su favor o de dinero, constituyendo así una ganancia patrimonial.

*   En el caso de que Hacienda nos abonase unos intereses de demora correspondiente al atraso de alguna devolución de ingresos indebidos o de la propia declaración de IRPF por ejemplo.

*   En supuesto de ayudas recibidas para la adquisición de vehículo como el Plan PIVE.

*   En los supuesto de recibir una subvención para la rehabilitación de una finca, a pesar de que ésta sea concedida a la comunidad de propietarios.

*   Indemnizaciones: indemnizaciones por daños materiales, siempre que no se repare el perjuicio ocasionado, indemnizaciones por daños personales, indemnizaciones a un arrendatario (en el caso de una indemnización al arrendador, ésta tributaria como rendimientos de capital inmobiliario) etc.

 

PLANA ABOGADOS & ECONOMISTAS, S.L.P. se pone a su disposición por si precisan asesoramiento al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enquire here

Give us a call or fill in the form below and we'll contact you. We endeavor to answer all inquiries within 24 hours on business days.
[contact-form-7 404 "No encontrado"]